Menú anterior
nº 15 Dic. 1996
10 años
Saludo del Rey
Editorial
A la luz de la...
De lo cursi a lo...
En plenas...
Los Sentimientos
Gente menuda...
Cartas a C. Hernaiz
Te miraré a los ojos
A Ferdinando
Una nueva...
Periodismo y ética...
Noticias
Festival Medieval
Toros 96
Entrevista
La muralla de Hita
Nom.  y apellidos...
Hita en 1517
Amigo o hermano...
Historias...
Libros, poesía...
nº 15 Diciembre 1996

Hita en 1517

Hay un gran personaje en la Historia de España, poco conocido y maltratado por muchos historiadores: Hernando Colón, segundo hijo del almirante Cristóbal Colón y uno de los más extraordinarios historiadores y geógrafos de su tiempo. Dejó sin terminar una obra que ha permanecido y sigue permaneciendo olvidada entre la Biblioteca Colombina de Sevilla y la Biblioteca Nacional de Madrid. Su título más conocido es el de "Cosmografía", pero en realidad se trata de una descripción de los pueblos, caminos, puentes y cultivos de toda la Península. Hernando Colón al frente de varios equipos, recorrió durante varios años pueblo tras pueblo, dejándonos un relato en forma de cuadernillos manuscritos, de todo lo que veían a su paso, con el detalle de una máquina fotográfica. Es un trabajo que parece actual y muy superior a lo que se hacía en su tiempo en toda Europa. Hita y su "tierra" aparecen, no sólo una vez, sino dos veces en la Cosmografía de Hernando Colón. Este es su relato: "Hita es villa de cuatrocientos vecinos y está en una ladera de un cerro muy redondo como en solana y alto y en la cabeza del dicho cerro tiene una muy fuerte fortaleza armada, sobre una peña redonda y la cerca ciñe el castillo con la villa y la cerca baja casi hasta el pie del cerro y desde este lugar se divisa mucha tierra aunque esta tierra es muy áspera de valles y es del Duque del Infantado y hasta Guadalajara hay cuatro leguas y van por Tórtola dos leguas y media de tierra de cerros y vallejuelos y tierras de pan y algunas viñas y por la mano derecha queda la Torre de Sopetrán a un tiro de ballesta del camino y hasta la Torre de Sopetrán hay media legua grande de valle abajo y cerros por todas partes y todavía van como cuesta abajo."
Sorprende el pequeño número de vecinos que en este tiempo tenía Hita, cien menos que Torija. Sin duda el momento de apogeo ya había terminado. El camino entre Tórtola e Hita es minuciosamente descrito por los emisarios de Hernando Colón. Podemos seguir el trazado del Camino Real, con su paisaje muy semejante al actual, aunque con muchos menos viñedos.
"Partí de Tórtola para Hita que hay dos leguas y media de tierra de cerros y valles y tierra de pan y de algunas viñas y para subir a Hita suben una cuesta que tendrá cuatro tiros de ballesta y por la mano izquierda queda la Torre de Sopetrán a un tiro de ballesta del camino y a la mano derecha queda Cañizar a un cuarto de legua del camino."
Junto a Hita aparece la que Hernando Colón llama "Torre de Sopetrán", que hoy llamamos "Torre del Burgo". Siempre me ha intrigado el nombre de "Torre del Burgo" que, parece referirse a una pequeña fortaleza de vigilancia de un poblado o "burgo" vecino. Este "burgo" podría ser Hita o los restos de lo que fue recinto militar berebere con el nombre de "Sabatrán". Así se describe la Torre en la Cosmografía de Hernando Colón:
"La Torre de Sopetrán es lugar de treinta vecinos y está en un cerro y es anejo a un Monasterio dicho Sopetrán".
La descripción del Monasterio es muy amplia y corresponde con las ruinas y el contorno actuales.
"El Monasterio que está cabe el lugar en un valle, riveras de un arroyo muy fresco en verano, de arboledas y este Monasterio es muy suntuoso y es de la Orden de San Benito y llámase Sopetrán por causa que en tiempo antiguo por esta tierra traía un moro príncipe, que andaba corriendo esta tierra, muchos cautivos y una noche en este dicho valle, asentó su real y los cautivos se echaron en oración para que los librase. Y Nuestra Señora se apareció al dicho moro en su tienda y le dijo que se tornase cristiano. Y el dicho le preguntó quien era y le dijo que la Virgen María, que se lavase y bautizase en una fuente que está cabe el dicho Monasterio, y se bautizó. La cual agua de la fuente hace muchos milagros y está una muy devota imagen de Nuestra Señora."
En la cosmografía figuran todas las aldeas pertenecientes a Hita, que ya para entonces había reducido en gran proporción la extensión de su "tierra".
"Utande es lugar de cien vecinos y está riberas del Badiel en un valle hondo y es aldea de Hita." "Cañizar es lugar de sesenta vecinos y está en llano y está entre algunos cerros y es aldea de Hita." "Gajanejos es lugar de cuarenta vecinos y está en alto y es en Alcarria y junto con el lugar a cuatro tiros de ballesta del Badiel que pasa por bajo del valle y es aldea de Hita." "Padilla es lugar de treinta y cinco vecinos y está en un valle entre cerros y es aldea de Hita."
"Rebollosa es lugar de cien vecinos y está en llano y es aldea de Hita. Y está en tierra llana y algunos cerros y hasta Cañizar hay media legua llana de viñas y olivares y tierra de pan."
No deja de ser sorprendente que un lugar tan pequeño como Rebollosa aparezca con detalle en la Cosmografía y que tuviera cien vecinos. El camino entre Hita y Trijueque, pasando por Rebollosa, sigue conservando su antiguo trazado y la huella indudable del camino del continuo paso de carros y caballerías que han ido ahondando la tierra. Con los mismos vecinos que Hita aparezca Trijueque en la Cosmografía:
"Trijueque es villa de cuatrocientos vecinos y está en un cerro y por la parte de Hita está en un alto que tiene un valle muy fructífero de viñas y olivares, y por la parte del medio día es Alcarria y es del Duque del Infantado."
Se señalan con mucha precisión las propiedades del Duque del Infantado que lindaban por la Alcarria con las del Duque de Coruña Señor de Torija.
"Torija es villa de quinientos vecinos y está en llano y es en el Alcarria y tiene buena fortaleza y es del Conde de Coruña".
La atención que la Cosmografía presta a Hita y a su contorno geográfico no deja de ser sorprendente y nos hace pensar en una posible relación de Hernando Colón con la Casa de Mendoza, ya que no hay que olvidar que la Cosmografía es uno de los libros más concisos y concretos de la historiografía española y que, muchas ciudades y villas importantes apenas son descritas en unas pocas líneas.
Manuel Criado de Val.


© 2004-2009 A.E.P.D.P. Hita (Guadalajara) - Aviso Legal - Inicio
Comentarios y sugerencias: