Menú anterior
nº 15 Dic. 1996
10 años
Saludo del Rey
Editorial
A la luz de la...
De lo cursi a lo...
En plenas...
Los Sentimientos
Gente menuda...
Cartas a C. Hernaiz
Te miraré a los ojos
A Ferdinando
Una nueva...
Periodismo y ética...
Noticias
Festival Medieval
Toros 96
Entrevista
La muralla de Hita
Nom.  y apellidos...
Hita en 1517
Amigo o hermano...
Historias...
Libros, poesía...
nº 15 Diciembre 1996

La Muralla de Hita

Los tramos de muralla que conserva Hita son una parte significativa de su mermado casco histórico. Francisco Layna Serrano publicó en 1958 un artículo sobre la muralla de Hita (1). En este trabajo se pedía ya a las instituciones públicas la restauración de la puerta de entrada. El Marqués de Santillana fue quién mandó construir esta muralla en el siglo XV. Existe Muralla junto al Palenque
un documento (2) fechado en 1441 con las firmas del Marqués y el Concejo de la villa en el que se recogen todas las condiciones para ponerla en pie. La muralla que se describe en este documento sería de tapial (tierra endurecida) rematada por un pretil de ladrillo con almenas y saeteras para la defensa del adarve . Poseería también diez torres de tapial con refuerzos de ladrillo en sus esquinas, por tanto, torres rectangulares.

¿Por qué no se construyó esta muralla de tapial?

Como vemos, la muralla proyectada no se corresponde con los restos existentes. Pavón Maldonado (3) menciona la semejanza de la muralla descrita anteriormente con la del recinto arzobispal de Alcalá de Henares, también de tapial. Nos dice además que "hay que pensar que la muralla proyectada fue sustituida sobre el terreno por la de mampostería". Seguramente la muralla de tapial ya no respondía a las nuevas necesidades defensivas, de hecho la artillería había comenzado a utilizarse en Castilla a partir de 1430. Ajustándose a los nuevos tiempos, la muralla queMuralla junto a cra. Espinosa realmente se construyó fue mucho más robusta, cambiando el tapial por mampostería de piedra. Las torres rectangulares de carácter mudéjar fueron sustituidas por "cubos": torres cilíndricas macizas hasta la altura del adarve que cumplían muy bien su papel de refuerzo en los quiebros. La muralla llegó a rodear la villa, ascendiendo el cerro y uniéndose al castillo. Tuvo tres puertas: una a Oriente, otra a Poniente y la principal, llamada de Santa María, la única que se conserva.

¿Cuándo se levantó la puerta de entrada existente?

La Puerta de Santa María, volada parcialmente en la Guerra Civil, se restauró de forma incompleta en 1965, año en que Hita es declarada Conjunto Histórico Artístico. Su fecha de construcción no está muy clara. Para Layna Serrano (1) fue levantada entre 1442 y 1445. Edward Cooper (4) piensa, en cambio, que su construcción es posterior a estas fechas. Cooper se basa en el hecho de que las garitas de la puerta son de origen flamenco y su uso no se generalizó en Castilla hasta 1454, pero existe una excepción conocida (4): su uso, unos diez años antes de esta fecha en una capilla de la Catedral de Toledo, curiosamente la capilla del principal enemigo del Marqués de Santillana. No resulta extraño pensar en un uso también adelantado de la garita en la Puerta de Santa María, conociendo el interés del Marqués de Santillana por las manifestaciones artísticas que llegaban de Europa (Países Bajos, Italia, etc.). De esta forma, las fechas de construcción que propone Layna (1442-1445) serían válidas.
Puerta de Sta. María (estado original)La puerta como símbolo del poder nobiliario
El matacán corrido que coronó esta puerta tuvo un carácter altamente decorativo al igual que las garitas cuyo único fin es también ornamental. Estos elementos junto a escudos heráldicos se concentraban en las puertas de castillos y murallas del siglo XV. El fin perseguido era representar el poder de la nobleza. En otros puntos de Castilla existen ejemplos semejantes a esta puerta como Pedraza de la Sierra y Cuéllar, en Segovia, que cuentan con puertas a base de arco apuntado y garitas; también Ampudia, en Palencia, posee otra que incluye matacán corrido. Sin embargo todos estos ejemplos son puertas de entrada a fortalezas y no puertas ciudadanas como es la de Hita. Por otro lado, las proporciones de estas puertas distan mucho de las que presenta la Puerta de Santa María. Podemos concluir afirmando que la Puerta de Hita es un ejemplo singular dentro de la arquitectura militar de mediados del siglo XV.
A.L. Trillo.

1. Layna Serrano, Francisco. La muralla de Hita y el primer Marqués de Santillana. Boletín de la Asociación de Amigos de los Castillos n¦ 21. Madrid 1958. 2. Legajo 1670. Sección Osuna. Archivo Histórico Nacional. Mencionado por Layna y recogido por Criado de Val en Historia de Hita y su Arcipreste. Editorial Nacional. Madrid 1976. 3. Pavón Maldonado, Basilio. Guadalajara medieval: arte y arqueología árabe y mudéjar. C.S.I.C. Madrid 1984. Página 111. 4. Edwar Cooper. Castillos Señoriales de Castilla. Siglos XV y XVI. Fundación Universitaria Española. Madrid 1980. Páginas 26 a 29 y 693.


© 2004-2009 A.E.P.D.P. Hita (Guadalajara) - Aviso Legal - Inicio
Comentarios y sugerencias: