Menú anterior
nº 15 Dic. 1996
10 años
Saludo del Rey
Editorial
A la luz de la...
De lo cursi a lo...
En plenas...
Los Sentimientos
Gente menuda...
Cartas a C. Hernaiz
Te miraré a los ojos
A Ferdinando
Una nueva...
Periodismo y ética...
Noticias
Festival Medieval
Toros 96
Entrevista
La muralla de Hita
Nom.  y apellidos...
Hita en 1517
Amigo o hermano...
Historias...
Libros, poesía...
nº 15 Diciembre 1996

Los Sentimientos

- Abuelo, ¿Qué es estar enamorado?. - Hijo, cualquiera puede enamorarse de un cuadro, una canción o un licor, pero nadie que fuera cuadro pediría ser correspondido en su amor, pero la pequeña diferencia entre enamorarse de una de esas cosas objeto, plantas y animales, y enamorarse de una persona es que al deseo de posesión de otro ser humano la satisfacción añade cinco sentidos (verla, oírla, acariciarla, olerla, besarla), por eso hay que poner estos cinco sentidos para que el sentimiento sea más pleno, más completo. El enamorado quiere poseer y le obliga a que esa posesión sea inmediata, lo antes posible, el enamorado es muy impaciente, su ardor pasional no piensa ni le preocupa saber qué le pasará después. Al otro lado más al fondo está el querer, el cariño, el afecto y el amor. El amor no es posesivo, sólo necesita ser correspondido. El amor es duradero, porque es comprendido de cariño, afecto y costumbre. El matrimonio permanece a lo largo del tiempo, el uno es para el otro un soporte de cariño, un pilar de estabilidad, un apoyo de comprensión, una pequeña costumbre. Hijo, el amor no es egoísta ni posesivo, aunque los celos arranquen su esencia porque los celos son enemigos del amor. El que es celoso no ama, porque el afán por poseer le obsesiona tanto que no le deja tiempo para amar. El que tiene celos cree que por tenerlos la otra persona va a quererle más o que así va a impedir que la otra persona le deje de amar, en fin, "que amor sin celos no es amar, como no puede haber poesía sin poetas". Difícil es sentir amor por quién no se conoce, sino tan solo se ve. Cuando se está enamorado no importa sentir amor, pero ahora que no se está enamorado/a es cuando más le/la quiero. -Y por una vez, sin saber porqué, me he puesto a pensar en el amor y en el enamorarse, como si lo necesitara, y me he quedado tan triste, abuelo, que sólo me queda una posibilidad para sobrevivir a mi cansancio: voy a tener que ir a casa, abrirme una lata de leche condensada y comérmela mojando galletas...
Mira hijo: "Resulta más fácil quedar bien como amante que como marido; porque es mucho más fácil ser oportuno e ingenioso de vez en cuando que no todos los días."

Natalia Díaz.


© 2004-2009 A.E.P.D.P. Hita (Guadalajara) - Aviso Legal - Inicio
Comentarios y sugerencias: